Y tanto así, de pronto me doy la vuelta y estas ahí, esperándome, cuerdas en mano listo para atarme una vez más, casi como si me invitaras, desalmado. Ni siquiera te atreves a mostrarte por completo, ¿y por qué? Te disfrazas de recuerdos atiborrados de polvo, pero con todo así, oculto entre los telones, me arrastras con tanta facilidad hacia lo oscuro que es el pasado. Pasado lleno de brillo que misteriosamente no vislumbré en su momento. El pasado brilla más cuando es pasado. ¿Pero por qué? Supongo que seria listo creer que el enamorarme de este lugar ha sido genuino, por que de no ser así realmente no me queda nada mas en donde poder agarrarme. ¿Porque sera que tenemos tanto miedo a caer? Si a fin de cuentas no hay cosa alguna con la que podamos golpearnos. Y pensar que mis anhelos se esparcen hacia ningún lugar, porque, después de todo, no soy el único que abandono ese lugar dispuesto a comenzar con otra pagina. Paginas, paginas. Caprichosas tan complicadas de llenar a momentos. Pero quizá sea cierto eso que pienso, que no hay nada que hacer, y que en eso esta la belleza de que todo sea como es.

Advertisements